dimecres, 10 de juny de 2009

PREMSA

La Verdad (edició d'Alacant)

Mario Flores niega irregularidades en el asunto del biodiésel
10.06.09 - L.V. ALICANTE

El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, negó ayer ante la Comisión de Medio Ambiente de las Cortes Valencianas la existencia de «alguna irregularidad en todo el proceso de tramitación de autorizaciones para ubicar una planta de biodiésel» en el Puerto de Alicante, tanto en la tramitación de los informes de impacto ambiental por parte de la Conselleria de Medio Ambiente, ni los de su departamento, ni en los técnicos del Puerto.

Rechazó que hubiera algún problema por la presencia en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de un consejero, Antonio López, en representación de Castilla La Mancha, con intereses en la cesionaria del servicio. Al respecto, el conseller afirmó que López se ausentó de la reunión del consejo en que se abordó este asunto. «Los tribunales demostrarán que todo fue correcto», añadió.

Flores, que compareció a petición de Esquerra Unida, dijo que «la incompatibilidad sería si Antonio López fuera accionista de la concesionaria del muelle, que era Terminales del Sureste, cuando era accionista de la empresa cesionaria del servicio» que iba a instalar la planta.

Además, el conseller aprovechó para arremeter contra el resto de partidos políticos por usar intencionadamente este asunto para obtener rédito político, y les responsabilizó de que se hubiera perdido una gran oportunidad competitiva para el Puerto, «Habría un barco entre Alicante y Argentina y Brasil, lo que supondría ventaja competitiva para las empresas de la provincia que se ha perdido», aseguró Flores.

Escasa transparencia
El diputado de Esquerra Unida, Luis Torró, aseguró que todo el proceso había tenido «excesiva lagunas y escasa transparencia», y aseguró que se había incumplido el artículo 40 de la Ley de Puertos del Estado que «impide a un accionista de una concesionaria del puerto estar en el consejo de administración de la entidad portuaria».

Torró considera que «se han vulnerado los derechos de los ciudadanos al poner en un Puerto no industrial una instalación peligrosa para la gente a 400 metros de sus casas, cuando se podría ubicar en el polígono industrial de la ciudad, y comunicarlo con tuberías».

1 comentari:

  1. L'article no acaba de reflectir allò que realment va passar a la comissió. Flores va admetre implícitament, entre altres, les següents coses: (1) la planta de biodièsel era una planta transformadora; (2) la incompatibilitat d'Antonio López ja que la instal·lació de la seua empresa al port depenia de decisions de l'Autoritat Portuària. No va aclarir en absolut els punts obscurs del procés, en particular els canvis normatius (a la concessió del port i al seu Pla urbanístic) per a poder instal·lar el biodièsel, tots fets sent A. López vocal de l'Autoritat Portuària d'Alacant (nomenat, per cert, per la pròpìa Generalitat a proposta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha). A més, aquest senyor segueix sent membre de l'organisme corresponent. No va admetre cap alternativa d'ubicacions per evitar que el port d'Alacant esdevinga un polígon industrial. És una llàstima que l'article no done veu als representants dels veins que van poder escoltar el que es va dir a la comissió.

    ResponElimina